La evolución de las Pymes hacia el valor de las consultoras

sala reuniones

El número de empresas existente en España, según el Directorio Central de Empresas (DIRCE) es de  3.114.361 empresas, de las cuales 3.110.522 (99,88%) son PYME.

Casi el 80% de las  Pymes no llegan a los 5 años de vida.  Los motivos fundamentales son porque no han sido capaces de evolucionar, de innovar y de aplicar nuevos mecanismos para seguir compitiendo. Para ello, es necesario la figura externa de un consultor, que sepa identificar e integrar todas las soluciones necesarias, para garantizar el desarrollo de su negocio.

Las Pymes  son conscientes de la necesidad de buscar un aliado externo, que les simplifique y acelere el proceso de regeneración de su empresa, pero en estos momentos, las empresas no disponen o no destinan los suficientes recursos, o incluso les falta una mentalidad innovadora. El  día a día  les impide ver mas allá del escenario real competitivo en el que se encuentran.

Cada vez es mas habitual que las pymes acudan a consultoras para implantar nuevos modelos de gestión derivados de una revisión crítica y objetiva de los procesos y formas de actuar. Lo que hasta el momento valía ahora ya no vale, es el cambio de paradigma.

planificación

Las empresas cada vez valoran más los servicios que ofrecen las consultoras porque saben que por cada euro invertido tienen un retorno de 7,7 euros. Por eso, precisamente en épocas de crisis es cuando las pymes más valoran lo que se les ofrece. Una consultora aporta a la empresa que la contrata una visión objetiva y crítica de la situación de la empresa, una metodología y conocimiento especializados en diferentes áreas y experiencias de éxito al haber trabajado con diferentes sectores y diversas empresas.

Hablar de soluciones y servicios es el escenario donde pymes y consultores ejecutan un proyecto de innovación para transformación sus  negocios,  donde lo intangible cobra sentido como algo fundamental.

Cuando hablamos de soluciones nos referimos a un conjunto de herramientas tecnológicas que pueden englobar hardware, software o servicios. Básicamente, se trata de implementar estas partes que vienen dadas de forma estándar por un fabricante y adaptarlas a necesidades concretas de cada cliente.

Los servicios son un bien más intangible. Son prestaciones que se ofrecen dentro o fuera de una solución. Propuestas que llaman a la acción del consultor porque requieren de recursos humanos o técnicos para llevar a cabo un soporte, un mantenimiento o una gestión de sistemas.

Pero, ¿dónde reside el verdadero valor que puede aportar una consultora?

El valor radica en la oferta integral que hace que los clientes no tengan que preocuparse por nada. Lo primero que busca una empresa ajena a la tecnología, es que los proyectos sean facilitadores de su negocio y no una barrera. Sin recursos humanos dedicados a la tecnología, ni conocimientos técnicos, necesitan un aliado que les aclare ciertos conceptos, les eduque en políticas tecnológicas básicas y les sensibilice en materia de seguridad y privacidad, como el camino para mejorar la transformación de sus  negocios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate »